martes, 28 de junio de 2011

lunes, 27 de junio de 2011

¡Pobre River!

River Plate 1 - Belgrano 1 (Belgrano 2 - River Plate 0)
River desciende por primera vez en su historia a 1ªB.


En La Bombonera, la afición de Boca canta "¡Antes que te vayas al descenso, vamos a quemar el gallinero! ¡Mi vida no es igual, si te vas a la B, como te voy a extrañar!"

miércoles, 22 de junio de 2011

Le devolvemos su dinero.





POR LA ESCUADRA
Enric Bañeres. 
La Vanguardia, 
22 de junio de 2011.



Oyes a Javier Faus, vicepresidente económico del Barcelona, y te parece estar escuchando todavía a Xavier Sala i Martín, su predecesor en el cargo: “Tenemos que pagar 47 millones en primas, por los éxitos conseguidos”. Es decir, el éxito te hace más pobre o, dicho de otro modo, cuanto más ganas, más pierdes. ¿Más pobre, he dicho? Tal vez sería mejor decir menos independiente, pues hasta el mismísimo Barça no ha podido resistir a la necesidad de buscar el auxilio del capital árabe, como tantos y tantos otros clubs. Es preciso aclarar que dichas primas estratosféricas están contempladas en los contratos de los futbolistas, que establecen una escala en función de variables, como títulos conseguidos. La cantidad alcanza hoy, como hace tres años, el montante de los 47 millones de euros, y estremece la suposición del límite al que se habría disparado esa cifra si el equipo de Pep Guardiola hubiera firmado este año otro triplete, como hace dos años. Me parece obscena esa exhibición de millones en las circunstancias por las que atraviesa nuestra realidad social. Y lo digo asumiendo el riesgo de ser tachado de demagogo.

Ítem más, en el baile de cifras que cuenta con la alegre coreografía de los medios de comunicación, también me escandaliza la presión que ejercemos sobre la directiva de Sandro Rosell –como sobre las anteriores– para que haga determinados fichajes. ¿Pagar 40 millones por recuperar a Cesc Fàbregas? Los reticentes al fichaje suelen argumentar que este futbolista ya era del Barça, a coste cero, y que soltar ahora un euro para recuperarlo es un despilfarro. Otros consideran que entre el Cesc adolescente que se fue y el que ahora pretendemos recuperar, existen unas plusvalías que no corresponden a la formación que le dio el Barça sino a la revalorización internacional que ha adquirido en el club londinense. O sea: hay que negociar. Pero, llegados a este punto, hay que dejar a un lado los sentimientos e ir a lo práctico. ¿O no es eso lo que hizo el propio futbolista, sin duda aconsejado por su entorno profesional y familiar, cuando hace un par de años renovó contrato con el Arsenal? Cesc no ha cesado de repetir que su deseo era volver al Barça y, sin embargo, renovó contrato casi de por vida con el Arsenal, el club que le había sacado del anonimato hasta situarlo en el primer plano internacional.


En cualquier caso todo parece indicar que Cesc, por fin, volverá a ser jugador del Barça y el suyo no es un caso excepcional sino rutinario pues otros jugadores del Arsenal, como Petit, Overmars, Sylvinho, Van Bronckhorst, Henry y Hleb, fueron transferidos del club antes de Highbury y hoy de los Emiratos, al de Arístides Maillol. Hay quien dice que si el Barça recupera a base de soltar la mosca un jugador que se formó en la Masia está lanzando un mensaje envenenado a los muchachos de la propia cantera. Una impresión negativa consiste en creer que los de fuera –aun tratándose de un viaje de ida y vuelta– pueden ser mejor valorados que los de dentro. Por otra parte, viéndole con una ironía positiva, los chicos deben entender que la marcha de Cesc del Arsenal, crea una vacante en el equipo de los gunners, habituado a pescar en la cantera azulgrana.


En ese trasiego ya clásico con el Arsenal, el Barça lleva desembolsados cerca de 100 millones de euros. Y, como una gran parte de esa cifra ha sido dinero tirado, uno no puede por menos de sugerir que entre los grandes clubs europeos se instaure un acuerdo semejante al que tiene El Corte Inglés con sus clientes: “Si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero”. A mí me sale que por anteriores fichajes defectuosos el Arsenal debería devolver al Barça dinero suficiente como para recuperar a Cesc Fàbregas y todavía le quedaría un dinerillo a su favor.

lunes, 20 de junio de 2011

¿Pero ya lo han fichado?

El fichaje de Alexis Sánchez por parte del F.C. Barcelona parece inminente.

Sin embargo, en As se adelantan a los acontecimientos y ya consideran al jugador chileno blaugrana a todos los efectos.

En consecuencia, y con el villarato de veraneo, publican hoy en su web el "piscinazo" de Alexis Sánchez ante Estonia. Así ya van inculcando a su parroquia que la pérfida conspiración universal contra el Madrid se extiende a los amistosos de las selecciones con participación de futuribles del Barça (que por supuesto son unos teatreros).

video

PD: Supongo que no hay más ciego que el que no quiere ver, pero creo que el penalty es claro en la entrada a Suazo, anterior a la "caída" de Alexis Sánchez, al que desde luego ni tocan (a mi me parece que tropieza al clavar su pie derecho en el suelo, levantándose al instante).

domingo, 19 de junio de 2011

Cesc y el Barça.


El de Arenys "volverá" al Barça. O no. Pase lo que pase, parece que habrá opiniones para todos los gustos.

Si finalmente se confirma el fichaje, o refichaje, el Barça añadirá a su centro del campo una pieza clave para aportar nuevas opciones y garantizar, de paso, la sucesión de Xavi.

La valía del jugador no parece discutirla casi nadie, pero hay dos cuestiones (en realidad dos en una), que hacen imposible un acuerdo unánime entre el barcelonismo sobre este fichaje: dejó el Barça en edad cadete, y su regreso podría frenar la progresión de Thiago Alcantara. Es decir, un desertor de la cantera, le daría una bofetada a los canteranos.

Cesc Fábregas volvería al Barça con una mancha que, de no ofrecer un rendimiento espectacular, se le recordaría constantemente.

También se fue Piqué y ahora es tratado como un canterano más. Pero por Piqué se pagaron 5 millones de euros, y parece que por Cesc no podrá bajarse de los 40. La diferencia es sustancial, pero a lo mejor no deberíamos considerar a Cesc como un canterano renegado, sino como a un crack internacional que, además, es del Barça.

Pretender que Cesc cargue eternamente con la responsabilidad de una decisión tomada con 16 años parece injusto, especialmente teniendo en cuenta que en la toma de esa decisión debió estar, indudablemente, influenciado por sus padres. Pese a todo, Cesc ha triunfado en el Arsenal, y sin haber logrado ganar apenas títulos, se ha convertido en un jugador reconocido en todo el mundo. ¿Fue un error irse al Arsenal? No lo parece.

Pretender que Cesc impedirá a Thiago triunfar en el Barça es olvidar que Cesc es un jugador de sólo 24 años recién cumplidos, es ignorar que Cesc y Thiago no tan sólo pueden ser compatibles, sino que probablemente son el centro del campo del Barça del futuro, y es obviar que, en un mundo tan profesionalizado, Cesc es, probablemente (probablemente no, seguro), más barcelonista que Thiago

Y pretender que Cesc ha flirteado con el Madrid, es ignorar que, pese al interés declarado por el club blanco y el aún mayor interés de su anterior representante, Joseba Díaz, el jugador no ha dado nunca un paso en esa dirección, habiendo mostrado, en cambio, su deseo de volver a vestir de blaugrana.

Le ha faltado, eso sí, declarar públicamente que jamás vestirá de blanco (como si han hecho o hicieron otros jugadores). Parece que ese es el último paso que debería dar para que la culerada más recalcitrante se quedase tranquila. Pero olvidamos que Cesc no es jugador del Barça, y es difícil que un jugador del Arsenal se cierre las puertas del Real Madrid. 

Es cierto que los jugadores de cierto nivel, tienen la capacidad de manejar su futuro. Cuando Schuster o Laudrup se fueron al Madrid, no quisieron darse cuenta que sus elevadas fichas se pagaban gracias al sentimiento de millones de aficionados de todo el mundo, vía pago directo de abono o en forma de audiencia o target publicitario. Eran multimillonarios capaces de ganar lo mismo en otros clubes europeos que no fuesen precisamente el Real Madrid, sin traicionar así, las ilusiones de sus seguidores.

¡Y qué decir de Figo! Bueno, de Figo y de su representante, José Veiga, al que el jugador tuvo que librar de la cárcel respetando el contrato firmado con Florentino Pérez. 

Si finalmente Cesc ficha por el Barça, si triunfa y es aceptado por la afición blaugrana, podemos esperar que en algún momento, de ese paso simbólico y para entonces, seguramente inútil.

Si el Barça deja "tirado" una vez más al Sr. Fábregas, seguramente entenderemos el porqué de esa reticencia a renegar del Madrid.  

jueves, 16 de junio de 2011

A callar y a tragar.

Sandro ya ha medio rajado. Tito Flo ya ha medio contestado.

Gracias, Dios, por darnos carnaza a aquellos superficiales a los que nos gusta darle vueltas y más vueltas al menor de los problemas que tiene hoy en día la humanidad.

Habemus follón. ¡Por fin!(again).

La “declaración institucional” del Barça era un marrón que Rosell tenía que comerse. Después de la majaril temporada de un Real Madrid absolutamente mourinhizado, no haber dado el punto de vista del club, de la institución, sobre todo lo sucedido, habría sido un paso más en la tan catalana costumbre de ver como se te mean en la oreja para decir que llueve.

La “respuesta institucional” del Madrid es una meta volante más en la alocada carrera de un club en constante huida hacía adelante, de una institución entregada al mayor ególatra de la historia de la humanidad (aquí se me empieza a ver el plumero).

En cualquier caso, lo fácil, lo de siempre, habría sido contemporizar, dejar pasar la tormenta, mirar a barlovento, y volver a empezar la próxima temporada. ¡Qué bodito!

El problema es que un medio de Madrid, citando fuentes del club blanco, acusó al F.C. Barcelona de dopaje. El F.C. Barcelona demandó al medio. El Real Madrid negó cualquier vinculación con la infame injuria, pero no emprendió ninguna acción legal para salvar su buen nombre.

Declaración del F.C. Barcelona:
Se quiso justificar el extraordinario rendimiento deportivo de nuestro equipo acusando de manera miserable a nuestros médicos y deportistas de hacer uso de prácticas de dopaje. Nos defendimos, llevando a los tribunales las acusaciones que nos hizo la Cadena COPE, que citó de forma reiterada el nombre del Real Madrid como fuente y origen de la información. Les aseguro que si alguien, en nombre del FC Barcelona, se hubiera atrevido a hacer una acusación de este tipo, habríamos actuado con firmeza, desmintiendo de manera inmediata y llevando a sus responsables a los tribunales. Habríamos agradecido una respuesta similar por parte del Real Madrid, que lamentablemente no se produjo”. 

Declaración del Real Madrid:
Es incomprensible que en esta declaración el presidente del F. C. Barcelona realice graves y falsas insinuaciones en relación con determinadas noticias sobre el dopaje que nada tienen que ver, ni en su origen ni en su materialización, con el Real Madrid C. F. Noticias que, como todo el mundo sabe, nuestro club desmintió en su día, de manera inmediata y categórica, en el medio en el que tuvieron lugar”.

¿Incomprensible? ¿Graves y falsas insinuaciones? ¿Alguien duda que la rajada de Juan Antonio Alcalá en la COPE  provenía de una fuente directa del Real Madrid? Si no es así, ¿bastaba con que el Madrid desmienta de “manera inmediata y categórica” las informaciones vertidas por la Central Lechera? ¿Somos todos tontos?

El problema es que el entrenador de un equipo de la capital de España que va de blanco, ha largado lo que le ha dado la gana, con el beneplácito de una caverna afín que, eso sí, ha puesto el grito en el cielo cuando a un meacolonia de ahí arriba se le ha ocurrido responder a infames injurias diciendo “puto amo” ¡Sacrilegio! ¡Pecador de la pradera! ¡Independentista! Es más, ¡tonto!

Declaración del F.C. Barcelona:
Las declaraciones de los protagonistas siempre han acostumbrado a enriquecer el debate futbolístico. Pero esta temporada un empleado del Real Madrid, su técnico, también ha superado todos los límites de la rivalidad deportiva. Hasta el punto de atreverse a manifestar públicamente que nuestro entrenador debería sentir vergüenza de alguna de sus victorias. La rueda de prensa que el entrenador del Real Madrid protagonizó tras el partido de ida de semifinales de la Champions en el Bernabéu sí avergüenza a cualquiera que se sienta deportista. Acusó a nuestro Club de haber conseguido títulos gracias a una especie de complot estatal e internacional, implicando en este complot el buen nombre de Unicef y los estamentos propios del fútbol. Obviamente nos defendimos, denunciándolo ante la UEFA, que finalmente decidió actuar de oficio y sancionarlo”. 

Declaración del Real Madrid:
Mutis por el foro

El problema es que la respuesta del Madrit a la (ya me perdonaréis los merengones) más que justificada denuncia del Barça a un entrenador que insulta a un club, a una institución y a una afición (no voy a hablar de un país), es una hilarante denuncia a ocho jugadores del Barça por “hacer teatro”. ¡Olé sus huevos!

Declaración del F.C. Barcelona:
De manera sorprendente, la respuesta del Real Madrid en el legítimo derecho de defender nuestro honor fue una denuncia hacia ocho de nuestros jugadores, a los que acusó de conductas antideportivas e, incluso, racistas, con el objetivo de que no pudieran disputar el partido de vuelta. También nos defendimos y el Real Madrid no se salió con la suya, ya que la UEFA rechazó dos veces sus acusaciones”. 

Declaración del Real Madrid:
Debemos recordar, además, que fue la junta directiva del F. C. Barcelona, ante la presión mediática antes señalada, la que en un hecho sin precedentes en las relaciones entre clubes, acudió a UEFA para presentar una asombrosa denuncia contra el entrenador del Real Madrid C. F.

¡¡¡Asombrosa denuncia!!! Pobre Mourinho. Él que es tan bueno y fíjate como le dan los culés. ¡Habrá que hacerle un monumento!

El problema es que una temporada después de la llegada de Mou al Bernabéu, el Madrid no va a templar gaitas. Quien no quiera sopa se va a joder porqué le van a dar dos tazas del copón (blancas y relucientes).

Declaración del F.C. Barcelona:
Hace unos días el presidente del Real Madrid decía que no parará hasta que ganen "la décima". Esperamos que lo intenten desde los terrenos de juego, con deportividad y recuperando una manera de hacer que, me consta, quieren muchos madridistas. El presidente del Real Madrid tiene la oportunidad de volver a reconducir nuestras relaciones, dentro y fuera del campo. El fútbol, que suele devolverte lo que le das, será el gran beneficiado”.

Declaración del Real Madrid:
Por último, reiterar una vez más el firme compromiso del Real Madrid C. F. a favor de la deportividad y los valores consustanciales al deporte, especialmente en lo que concierne al juego limpio y a la lucha inequívoca contra el racismo, elementos esenciales del deporte y ejemplo para todos los niños del mundo”.

Pero sobre todo, el problema es que para el Real Madrid, Sandro Rosell dice lo que dice obligado por “la presión que sufre la junta directiva por parte de un determinado y cercano entorno mediático, que reclama una actitud de agresividad hacia nuestro club” (nuestro club = su club = Real Madrid).

Eso está bien. La institución que presiona a un determinado y cercano entorno mediático (¿la caverna? ¿la Central Lechera?), acusa a su rival de ser un meapilas y ceder a la “enorme” presión de los medios periféricos catalanes.

Ay, ay, ay. Estos catalanes no aprenderán nunca. ¡A callar y a tragar! ¡Coño!

El duelista, el agobiado y el rasero.

La cosa se anima.

Hoy ha salido Rosell a decir lo que todo el mundo sabe y pocos denuncian. 

Rosell me recuerda a uno de aquellos duelistas que, con pistola de pedernal en mano, avanzaba en dirección contraria a su adversario para, después girarse y disparar, o ver como le disparaban.

Esta temporada, el Real Madrid, de la mano de Mourinho, no ha dudado en girarse un paso antes para disparar antes a su rival. En Liga, se le encasquilló la pistola. Ante eso, se agachó, cogió un pedrusco, y en Copa le tiró una pedrada al Barça en toda la cocorota. Ya más confiado, tiró de bayoneta en Champions, para pinchar en hueso y salir volteado.

Desarmado, el Madrid ha estado esperando a que Rosell, quince títulos después, apuntase y disparase. Tanto ha apuntado Rosell, que los padrinos del Madrid se han cansado de afear las intenciones del duelista azulgrana. ¿Ahora vas a disparar? ¿Para qué? ¿Por qué? Total, si lo habéis ganado casi todo, si el Madrid está desarmado, si Mou se ha ido de vacaciones. 

Parece que disparar sobre un contendiente desarmado sea de cobardes. Que ese contendiente te haya disparado antes a traición todo lo que le haya dado la gana, no es más que mera anécdota. 

Pues va a ser que no. Rosell ha hablado, ha disparado, y supongo que le habrá dado a la caverna argumentos para criticar actitudes ajenas, obviando actitudes propias. Pero como en muchas otras cosas, Sandro se ha quedado a medias, y ni siquiera se ha pasado.

Como tampoco se ha pasado un agobiado Cesc, que ya no sabe que hacer para irse del Arsenal. Este año ha decidido no calentar a Arsene Wenger, el único que tiene las llaves de su futuro. Según él, "no voy a decir nada públicamente porque sería traicionar mis principios y al Arsenal, donde he estado ocho años y he estado muy bien", y después de afirmar que "claro que estoy frustrado por no ganar títulos con el Arsenal", contesta a la pregunta de sí se dejaría querer por otros equipos en caso de que su pase al Barça no llegase a buen puerto diciendo que "la vida me ha enseñado a no cerrarme las puertas de nada ni de ningún equipo. No sé lo que puede pasar, pero no doy la espalda a nada ni a nadie. Eso sí, que nadie espere que voy a decir que voy a irme a tal o cual equipo".

Pues según eso, Marca publica en portada: "No cierro la puerta al Madrid", mientras Mundo Deportivo habla de "Táctica Cesc".


Son formas de verlo. Suponer que la actitud de Cesc forma parte de una táctica más elaborada para conseguir salir de la mejor forma posible del Arsenal rumbo al Barça, no deja ser una suposición, pero oyendo decir al centrocampista que "ir al Barça garantiza que vas a ganar títulos" y que "desde muy pequeño siempre ha sido un sueño para mí jugar en el Barça, no creo que haga falta que lo tenga que decir en cada evento", esa suposición tiene su lógica, mientras que afirmar que Cesc no cierra la puerta al Madrid, es poner en boca del de Arenys, algo que no dice (¿manipular?). El tiempo dirá.

Y el tiempo pone a cada uno en su sitio. Alfredo Relaño defendía el varonil juego del Real Madrid antes y durante los enfrentamientos del mes de abril ante el exceso de tarjetas al Madrid. Los blancos batieron el número de faltas cometidas en un partido de Champions, pero parece que eso no era más que el ensalzamiento de la tradicional virilidad futbolera. Cojonudo. Dos meses después, el director de As, carga contra la selección sub-21 checa por hacer pupita a los chavales de la selección española. Alfredo, macho, decídete a medir al Barça con el mismo rasero.

miércoles, 15 de junio de 2011

La felación según butanito.

Extremo Izquierdo pretende denunciar desde un punto de vista absolutamente parcial y barcelonista, la manipulación de los medios en favor del Real Madrid y, por tanto, en contra del F.C. Barcelona.

En relación con el objetivo principal de este blog, y en pleno período de vacaciones futboleras, pocas cosas se pueden decir cuando de lo único de lo que habla la caverna (y la no caverna) es de los fichajes de Agüero o Neymar por el Madrid, o de Cesc por el Barça. Ni siquiera hay pelea (de momento) por robarle un fichaje al enemigo.



En medio de esta calma chicha, me ha llamado la atención la definición de Central Lechera que hizo ayer José Mª Garcia (consciente o inconscientemente) en "El Món a RAC1", al definir como "felación" la entrevista que "El partido de las 12", de la COPE, realizaba el pasado lunes a Cristiano Ronaldo.


Como propina, y redundando en lo aburrido del momento, un corte de voz del amiguete Paco Garcia Caridad, rindiéndose al Barça como institución esta mañana en su programa "Directo Marca", en Radio Marca.

¡Ya no se puede criticar ni a Caridad!

A ver si llegan de una vez los torneos de verano.

miércoles, 8 de junio de 2011

Neymar es el hombre.

Ni Kun ni leches. Neymar es el hombre.

Con el fichaje de Sahin y el arreón que se avecina por Agüero, parece que Cesc, el oscuro objeto de deseo florentiniano, se aleja definitivamente del Bernabéu. Más aún teniendo en cuenta el expreso deseo del jugador de volver al Barça y lo adelantado anoche por Catalunya Ràdio, según lo cual, este año Wenger si podría dar luz verde a la salida del de Arenys.

Ante esta situación, y viendo que el Barça no entra en la puja por Agüero, Tito Flo se encuentra con que él único fichaje tocahuevos contra el Barça puede ser el del brasileño Neymar.

Parece que Florentino le puso las pilas al director general corporativo del Real Madrid, José Ángel Sánchez, para que vía Gordo Ronaldo (¿es incapaz el Madrid de negociar directamente con otros clubes?), cerrase rápidamente el fichaje del delantero del Santos.

El motivo del fichaje de un jugador que no está representado por Jorge Mendes (innegable calidad del chavalote al margen), cuando la delantera del Madrid sufre de overbooking, no parece otro que el de ofrecer, por parte de Florentino a las sedientas hordas blancas, una nueva "victoria" (después de la Copa del Rey y el pichichazo de Cristiano) frente a los pérfidos campeones de liga y Champions de ahí arriba, "arrebatándoles" un jugador al que el cuadro técnico blaugrana lleva siguiendo mucho tiempo, y por el que parece que el brasileñofilo Rosell, siente especial debilidad.

Pero la calidad que va derramando Neymar, y que encandila al presidente del Barça, no es suficiente para tapar los motivos por los que Guardiola no quiere ver al jugador en su vestuario ni en pintura. Esa animadversión de Pep viene dada por el carácter del amigo, una auténtica bomba de relojería, absolutamente indisciplinado y centrado exclusivamente en su lucimiento personal. Vamos, el Romario del siglo XXI.

Da igual. El placer que proporcionaría a Florentino ver como la central lechera ensalza su capacidad de arrebatarle al Barça "al nuevo Messi" (me acuerdo de un tal Robinho, debutando con tropecientas bicicletas en Cádiz, llamado a ser el nuevo Ronaldinho), puede conseguir que la culerada disfrute la próxima temporada  viendo como este Neymar, y un tal Cristiano Ronaldo, se lían a guantazos en medio del Bernabéu por ver quien chuta más veces. 

Sería bonito (si el Kun acaba de blanco, no tanto).  

lunes, 6 de junio de 2011

Como tirar un penalty en Islandia.

Tocando lo que no suena.

El gran pecado de los barcelonistas no es nuestro antimadridismo. Nuestro gran pecado es hacer demasiado caso al madridismo y a su entorno.

Es abracadabrante ver como vamos finiquitando gloriosas temporadas, en las que, con suficiente perspectiva, podemos comenzar a decir que el Barça va imponiendo una hegemonía que debe marcar una época, y sin embargo, seguimos controlando con el rabillo (del ojo), lo que se dice en Madrid (desde luego, yo el primero: mea culpa -que no colonia-).

La pasada semana, el melenil portavoz del Barça, Toni Freixa, aprovechó la coyuntura campeonil para anunciar una serie de medidas muy poco populares, aunque probablemente necesarias. De las medidas anunciadas por Freixa, a saber: recortes presupuestarios en todas las secciones del club, limitar la participación de las secciones amateurs del club exclusivamente al ámbito de Catalunya, suprimir la sección de béisbol, suprimir los abonos de las secciones, aumentar el precio del abono de parking, no incluir el partido de la supercopa de España en el carnet de socio y crear una grada de animación, todas me parecen desacertadas en mayor o menor medida, pero sólo la de crear una grada de animación, denominada además, "fanàtics", me parece un enorme error de cálculo.

El Camp Nou es como es. Nos guste más o menos, es un estadio que nunca vibrará con un Barça - Rayo Vallecano, y que en unos cuartos de Champions ante el Shakhtar, difícilmente completará el aforo. ¿Y qué? El Barça es así, y abrir las gradas del estadio a grupos donde fácilmente puedan colarse energúmenos de cualquier pelaje, me parece un paso atrás demasiado importante en una de las conquistas del mandato de Laporta: la lucha contra los violentos.

Dicho esto, el resto de medidas se circunscriben a la gestión económica del club, y por tanto, aunque abiertas (evidentemente) a la crítica, al debate y a la opinión, no deberían ser utilizadas, diez días después de la consecución de una Champions, como elementos desestabilizadores contra el club que, le pese a quien le pese, continua marcando el ritmo del fútbol (y de algún otro deporte) a nivel europeo.

Me explico. El Barça está a punto de culminar una temporada, a falta del final de las ligas de baloncesto y fútbol sala, en la que, entre otras cosas, ha conseguido conquistar copas de Europa con alguno de sus equipos profesionales (este año fútbol y balonmano) por decimosexta temporada consecutiva. Se trata de un éxito notable, que no hace más que confirmar que el Barça es, sin discusión posible, el club deportivo más importante del mundo. Sin embargo, hemos de leer críticas en la prensa de Madrid hacía un tema interno del Barça, que pretenden cuestionar temas tan fundamentales como el "més que un club". El pasado viernes, Fernando M. Carreño, firmaba un artículo en su sección del diario Marca, Mis Breverías, titulado "El béisbol tenía la culpa". 

Objetivamente, todo lo que dice, aunque discutible y susceptible de variadas interpretaciones, es básicamente verdad. Pero sorprende que desde un medio notoriamente filomadridista, se cuestione el trato de la directiva del Barça hacía sus secciones, cuando, baloncesto aparte, parece que la única sección del Real Madrid sea la de un equipo de veteranos futboleros con Zidane al frente. ¿Qué derecho tiene el entorno madridista a criticar la gestión del Barça hacía sus secciones? ¿Cuándo ha tenido el Real Madrid sección de béisbol? ¿Quién es Marca para quejarse del "escaso" apoyo (?) del F.C. Barcelona a su sección de baloncesto en silla de ruedas, cuando en sus página habla mucho más de toros que de esa especialidad deportiva?

Sin duda estamos ya, aún con muchos futbolistas del Barça y Madrid sin haber comenzado sus vacaciones, en el inicio de una nueva temporada que, sin duda (y como ya sabíamos todos nosotros) será una nueva edición, aumentada y mejorada, del acoso y derribo contra todo lo que huela a blaugrana.

Las declaraciones de Sandro Rosell este fin de semana, quejándose del pobre tratamiento dado por la caverna a la Champions del Barça (mientras Florentino anuncia que la Copa del Rey no es más que el principio del fin de ciclo blaugrana -cuánto daño ha hecho Hermel a más de uno-), no son más que munición para que un antiguo director de comunicación del Real Madrid, metido a colaborador de Marca, Antonio Garcia Ferreras, se permita escribir hoy en Tribuna Marca, que Rosell ha sustituido el independentismo de Laporta por un antimadridismo inherente al ADN barcelonista (¿no son antibarcelonistas los madridistas?, ¿no hay instalada una barcelonitis más aguda que nunca en Madrid?). 

No importa. La culpa es nuestra (o de algunos de nosotros) por mirar demasiado hacía la caverna.

Disfrutemos de las victorias y preparémonos para una próxima temporada que será, esa si, de difícil digestión para estómagos no preparados.

viernes, 3 de junio de 2011

Inda forever.

Aumentan los rumores sobre el posible nombramiento de Eduardo Inda como Director de comunicación del Real Madrid.


La verdad es que cuando a finales de marzo se hacía público el pase de don Pantuflo a Veo7, alguno nos temíamos una repetición en la gestión de la cadena de televisión del grupo Unidad Editorial del esquema aplicado en Marca. Es decir, adelantamiento salvaje por la derecha a la competencia, siendo lo más cafres posible y atacando a cualquier cosa que pudiese moverse por aquí arriba. Teniendo en cuenta que el competidor natural de Veo7 en el espacio facha de la TDT es Intereconomía, los pelos se me ponían como escarpias.

Pero parece que al bueno de Eduardo le han dado un poco por el saco, y el altavoz que han puesto en sus manos yestaba más deteriorado que la Copa del Rey. Se comenta que Veo7 podría finalizar sus emisiones el próximo 30 de junio.

La voz de su amo, Pedro Jeta, niega de momento que la cadena vaya a cerrar, ya que pese a que las audiencias son pésimas, buscarán un modelo "viable" para sobrevivir en esta "catástrofe económica". De momento, se han cargado los informativos y la mayor parte de sus programas de producción propia. En este escenario, es una lástima que a Pantuflo se le hinchen las pelotas y tome las de Villadiego, ya que me lo imagino dirigiendo una cadena de teletienda, tarot y sexo duro.

En cualquier caso, ahora, con el culo al aire y ante la que se avecina, Eduardo Inda ha echado mano de agenda y se dispone a cobrar favores del pasado, recordándole a Florentino el papel de Marca como altavoz del florentinismo, azote de Ramón Calderón y palanganero de Mou.  

Extremo Izquierdo se adhiere calurosamente al nombramiento de Eduardo Inda como Director de comunicación del Real Madrid. Es más, sería necesario fichar también a Hugo Sánchez como Director deportivo, a Paco Buyo como entrenador de porteros y a Rouco Varela como capellán de campaña. Con ese elenco de figuras al lado de tito Flo y Mourinho, el lado oscuro se iba a oscurecer de la ostia y la temporada que viene iba a ser hardcore de verdad.

Ya se anticipó butano en la mismísima Veo7: "¡discúlpeme, Sr. Jefe de Prensa de Florentino Pérez!

video

¡Clarividente Garcia!

jueves, 2 de junio de 2011

Apuestan por Zubeldía. Bien hecho.

El argentino Luis Zubeldía se hará cargo de la Unión Deportiva Almería, en Segunda División, a partir de la próxima temporada.

A bote pronto, sorprende, y mucho, su juventud: 30 años (18 de enero de 1981). Pero se trata de un técnico con experiencia, ya que debutó con Club Atlético Lanús en el año 2008, con tan sólo 27 años, convirtiéndose en el entrenador más joven de la historia en hacerse cargo de un equipo en la Primera División argentina.

Zubeldía destacó como jugador. Procedente de su Santa Rosa natal, en la Pampa, a los 15 años se trasladó a Buenos Aires llamado por José Peckerman, para integrarse en las categorías inferiores de la selección. Prometedor medio centro, optó por Lanús, pese a ser pretendido, entre otros por Boca Juniors, consciente que sería más fácil llegar a Primera jugando en el club con el proyecto deportivo más consolidado de Argentina. Y efectivamente, debutó en la Primera División argentina con Lanús el 30 de octubre de 1998, con 17 años. Como internacional, jugó en las selecciones sub-17 y sub-20 de Argentina, disputando los mundiales sub-17 de 1997 y sub-20 de 1999, en Nigeria, al lado de jugadores como Gabi Milito, Cuchu Cambiasso o Luciano Galletti. En 2001, Actuando ya como capitán de la selección juvenil, se lesionó una semana antes del comienzo del mundial a celebrarse en su país, lesión de rodilla que le obligó a abandonar la práctica del fútbol tres años después, en 2004, con tan sólo 23 años.

Se trata de un tipo muy inteligente, ganador nato, acostumbrado a quemar etapas rápidamente y capaz de trasladar sus excelentes dotes como jugador a sus equipos, equipos caracterizados por un buen trato del balón y defensas muy ordenadas.

Lo que parece una apuesta muy arriesgada por parte del Almería, puede llegar a ser la confirmación en Europa de un técnico que, como Guardiola, ya demostraba sus dotes de entrenador en su etapa de jugador.

Oyéndole hablar, demuestra que no es ningún tonto.


Buen gusto, desde luego tiene.

Bienvenido.

Cuando pierde da la mano sin envidias ni rencores.

Marca nos obsequía hoy en portada con las reflexiones de Alfredo Di Stéfano sobre Madrid y Barça. 

Para don Alfredo, "el Madrid se está armando". Efectivamente, sabias palabras. El Madrid lleva un año "armando" bronca segura a través de su plenipotenciario entrenador. La excusa de equipo en construcción parece destinada a estirarse tanto como el famoso "fin de ciclo" de Hermel. Está claro que alguna temporada podrá decirse que el Madrid es un equipo ya formado (habrá que ver si Cristiano aún juega, o ya estará tan jubilado como Di Stéfano). 

En cuanto al Barça, parece que para la saeta rubia, la exhibición de juego ofrecida por el conjunto blaugrana en la final de Champions, tiene su explicación en que el Manchester "es un equipo antiguo, en caída". ¡Hombre! No quisiera faltar al respeto a un mito del fútbol, pero que don Alfredo hable de antiguallas suena, como poco, a chiste de Gila. Queda claro que el mourinhismo cala incluso en el madridismo más rancio, y parece que, para ellos el barcelonismo está destinado a, de un modo u otro, a no poder disfrutar de sus copas de Europa: cuando se gana a la Sampdoria en 1992 hablamos de un equipo menor (campeón del Scudetto el año anterior y con Vialli, Mancini, Toninho Cerezo o Pagliuca en sus filas), cuando se supera al Arsenal en 2006 es la expulsión de Lehman la que condiciona la final (que raro, ese argumento me suena), ganar al Manchester en Roma en 2009 sólo fue posible porqué aquel día Cristiano debía tener un horzuelo o un grano en el culo, y claro, ahora, en 2011, ganar al mismo Manchester que ha jugado tres de las últimas cuatro finales de Champions sólo ha sido posible porque jugadores como Rooney, Chicharito o Nani son vejetes de la quinta de don Alfredo.

Qué lejos parece quedar la idea que pretende transmitir el himno del Madrid:

Enemigo en la contienda,
cuando pierde da la mano
sin envidias ni rencores,
como bueno y fiel hermano.
...
Noble y bélico adalid,
caballero del honor.
¡Hala Madrid!, ¡Hala Madrid!
A triunfar en buena lid, defendiendo tu color...

miércoles, 1 de junio de 2011

21x16.

Más que un club.
Todos sabemos a que club hace referencia esa definición, y sin embrago, pocos coincidimos en el significado exacto de esas cuatro palabras.

La autoría y la fecha de nacimiento del "més que un club" están claras: Narcís de Carreras, 17 de enero de 1968, en su toma de posesión como presidente del F.C. Barcelona.

En 1973, Agustí Montal consolidaba la frase al adoptarla como eslogan en las elecciones a la presidencia en las que se impuso a Lluís Casacuberta.

El "más que un club" hace referencia a la trascendencia social de un club que, en un determinado momento, se convirtió en la enseña de un catalanismo carente de otras vías de expresión.

Ese sentimiento catalanista, no fue necesariamente contradictorio con la percepción del Barça como "más que un club" fuera de Catalunya, donde un amplio sector social e intelectual se alineó con la filosofía barcelonista gracias al papel del club como valedor de los derechos y libertades democráticas.  

Un claro ejemplo fue la situación vivida durante la huelga de tranvías de 1951, cuando los seguidores culés volvieron a sus casas andando después de un Barça-Santander en Les Corts, cuando una lluvía torrencial hacía suponer a las autoridades que los aficionados se verían obligados a hacer uso del transporte público, dando así por finalizada la huelga. Sectores del progresismo español, vieron en episodios como este, el carácter social de la institución, lo que hizo trascender la representatividad del F.C. Barcelona más allá del ámbito catalanista.
Una vez restablecida la normalidad democrática, la realidad polideportiva del club, es un hecho que contribuye a mantener la idea de "más que un club".

Durante los últimos 16 años, el Barça ha sido el único club en conseguir cada temporada, al menos una copa de Europa con alguna de sus secciones profesionales, convirtiéndose de este modo, en un caso único en la historia del deporte.

A las tres últimas copas de Europa conseguidas en fútbol, hay que sumar en este período, las nueve en hockey sobre patines, las siete en balonmano y las dos en baloncesto. Es decir, un total de veintiún títulos continentales desde la temporada 1995-96.

Sin duda, ser del Barça es el millor que hi ha.